Retomo el blog, al que tenía abandonado con una increíble aventura en el paraíso para el cicloturista: la isla de Mallorca, donde el pasado sábado se celebró la Mallorca 312, la fiesta del ciclismo.

Este año, han aumentado la cantidad y la calidad de mis entrenamientos debido a que he cambiado de método de entrenamiento, he pasado de entrenar por pulso a entrenar por potencia. Aún estoy en busca de mi mejor pico de forma, pero parece que progreso adecuadamente. Así que esta prueba era una buena forma de ponerme a prueba de cara a los próximos retos: La Mussara, El Soplao y el Reto solidario 2017 de 400 kilómetros.

El viaje a Mallorca llevaba planeado un año, no había terminado la temporada anterior y mi amigo Manuel (La Locomotora del Vallés) me había metido el gusanillo en el cuerpo, había que hacer la Mallorca 312 al menos una vez en la vida. Cierto es que no llegaba en mi mejor momento de forma, que a primeros de abril una lesión me dejó en dique seco unos 10 días. El dichoso músculo piramidal me dejó hecho una pena. Pero nunca hay que rendirse y siempre luchar por tus retos, no iba a dejar que se me escapase la oportunidad de ser finisher de la Mallorca 312.

Pili y yo cogimos una semana de vacaciones y allí que nos presentamos, en Can Picafort el miércoles previo a la prueba. Alguna salida para entrenar y mucho turismo por la isla, pero el día antes de la prueba una contractura en la parte posterior del muslo derecho me hace pensar en lo peor. Mucha crema antiinflamatoria, mimos de mi mujer y la inestimable ayuda vía telefónica de mi fisio Raúl me hacen sobreponerme, pero la carrera la realicé con bastantes molestias.

Son las 6:40 de la mañana del sábado y allí estoy junto a Pili, para comenzar el primer reto de este año. El garmin marca 4 grados, por lo que decido ir de largo arriba. No veo la hora de comenzar ya que el frío es  intenso y hay ganas de calentar las heladas piernas. Con un ligero retraso de 4 minutos se da la salida y tardo unos 10 minutos en pasar por la salida, tengo delante unos 2000 ciclistas e inicio mi prueba.

DSCN4317
En Playa de Muro antes de comenzar

Las carreteras completamente cortadas permiten que vaya adelantado ciclistas por el carril izquierdo, este tramo de unos 25 kilómetros es prácticamente llano. Me uno a grupos que me llevan y voy adelantando participantes, el escenario es espectacular, Playa de Muro, Alcudia, La Albufera y poco a poco nos vamos acercando al primer puerto del día. El Coll de la Femenia, casi 8 km al 5-6%. Aquí impongo mi ritmo machacón de subida, voy pendiente de los vatios sin pasar de 240w hasta el Puig Mayor en el km 56. Pocos me pasan sin embargo yo, gano muchas posiciones, es una gozada tener una buena forma física y disfrutar de las subidas y del paisaje como yo lo hice, el entrenamiento por vatios es una pasada.

sportograf-94602265
En el Coll de la Femenia

Coronamos Femenia y tras un descenso en el que paso bastante frío viene el peor momento del día sobre la bici… Noto un latigazo en el piramidal derecho, intenso y doloroso, llego a pensar que se ha acabado la prueba para mí con apenas 35 km en las piernas. Bajo un poco el ritmo y aumento cadencia, tras 5 o 10 minutos el dolor desaparece y comienzo a encontrar mi ritmo. El muslo me molesta pero no me preocupa, el piramidal es al que realmente temo, pero ha desaparecido el dolor y vuelvo a mis vatios y a disfrutar encima de la bici. Paso gente y llego al primer avituallamiento, el del Gorg Blau, junto al lago, voy bien cargado de comida y me queda bastante líquido por lo que no paro, continuo dirección Puig Mayor. Una vez coronado ya tengo otros vatios programados y puedo apretar más en las subidas, voy comiendo y bebiendo de continuo, en las subidas mi ritmo deja atrás a muchos participantes, me encuentro comodísimo, en ningún momento noto fatiga y vuelvo a disfrutar las subidas y las bajadas.

sportograf-94479895
Descenso de Puig Mayor

Llego al avituallamiento de Coll del Claret, aquí sí que cojo líquido y algo de comer, aún tengo mucha comida, pero un plátano y geles siempre son bienvenidos. Estamos en la Tramontana y vamos bordeando la costa, un lugar de ensueño para el ciclismo, es increíble. El terreno es totalmente rompepiernas, se sube medio kilómetro se baja uno, se suben 200 metros y se vuelve a bajar, desmoraliza un poco, pero el paisaje merece la pena y contrarresta el sufrimiento.

Cuando llevo sobre 115km en las piernas iniciamos la subida al Coll des Pi, a mi izquierda tengo a un ciclista bastante grandote,  nos miramos y me doy cuenta de que es Miguel Induráin, no me lo creo! Ni corto ni perezoso le doy conversación y dice, tras hablar de la pasada edición de su carrera la Induráin, que se acuerda de mí, que lo asaltamos en Villaba para hacernos una foto junto a él. Decido ir en ese grupo junto a “Miguelón” esta oportunidad solo se tiene una vez en la vida pienso para mí. El ritmo no es bajo pero tampoco vamos pisando huevos, Miguel es un gran ciclista y sabe que disfrutamos de su compañía, así que aunque va sobrado nos acompaña hasta el siguiente avituallamiento, el de Es Capdella.

Paro a reponer líquido y algún que otro gel con la sonrisa en la cara, he ido dos puertos, Des Pi y La Gramola con Induráin, estoy en una nube, incluso le he dado rueda y hemos hecho rampas en paralelo, por mi mente pasan imágenes de Induráin batiéndose el cobre con Rominguer y compañía en el Tour, uno de aquellos que siempre ganaba.

Ya quedan solo dos altos para empezar la zona más llana de la prueba, salgo del avituallamiento dejando atrás a Miguel y me pongo a charlar con un chico, se llama Rafa y me dice que no ha podido coincidir con Miguel en la subida, pero que ha estado con él en la salida a las 07:00. Va muy bien y aguanta mi ritmo de subida, además aunque es cordobés vive en Manacor y se conoce la zona. Le digo que si aguanta mi ritmo de subida luego podemos trabajar juntos en el llano, asiente aunque me comenta que va un poco forzado, aun así coronamos juntos el último puerto e iniciamos una bajada loca hacia Lloseta.

Nos metemos en un grupo de alemanes, que van como auténticos cohetes, menudo ritmo, no bajamos de 50 por hora en muchos tramos, vamos dejando a mucha gente atrás y aquí encontramos al que sería el tercer ciclista junto al que terminaríamos la prueba.

sportograf-94517946
Liderando el grupo

Es extranjero y es enorme, pero esta fino, comenzamos a hacer relevos entre Rafa, el nuevo y yo. Le comento algo pero no entiende español, así que en inglés le digo que empezaremos a trabajar juntos, asiente y entramos a relevos. Da miedo ir a su rueda, da pedales a baja cadencia pero nos hace volar, en algún momento le digo que levante que vamos demasiado fuertes, de hecho vamos recogiendo gente y dejándola atrás. Ya llevamos más de 200 km en las piernas y se nota. Nos unimos a un grupo que de nuevo nos hace subir el ritmo, vamos muy muy fuerte dirección al penúltimo avituallamiento del día Ariany. Aquí aunque he comido y bebido bastante me empieza a costar seguir el ritmo, es una locura, en una rampa bastante dura se me escapa unos metros el grupo y al mirar hacia atrás veo una autentica escabechina, el grupo se ha roto completamente pero estamos muy cerca del avituallamiento. Rafa me espera un poco y me pongo las pilas, como, bebo y me meto un gel de cafeína. Le digo a Rafa de seguir y salimos, muchos se quedan cogiendo aire y nos encontramos solos Rafa y yo, me comenta que entramos en el Flandes Mallorquín, toda una encerrona con rampas de más del 15% pero que disfrutamos como nunca. Vemos por detrás que viene el tiarrón del extranjero, lo esperamos y continuamos los tres, el ritmo es infernal, Rafa se queda un poco a la defensiva, pero me encuentro muy bien de piernas y cabeza. Cada relevo del grandote es un alivio, corta el viento y me deja descansar.

Llegamos a una zona muy rompepiernas y en las subidas me encargo de llevar al grupo, es entonces cuando nos pasan dos ingleses que van como motos, el grandote salta y me indica que nos espera en Artá, le doy el OK pero al girar a la izquierda vienen las peores rampas del día, casi el 20% y poco a poco le doy caza y Rafa se queda un poco, lo esperamos y hablo con el grandote, me dice que es Sudafricano y que prefiere nuestro ritmo al de los ingleses, nos echamos unas risas esperando a Rafa y poco a poco nos acercamos a Artá.

sportograf-94606232
Rumbo a Artá, Rafa de amarillo, el “Africano” de negro y yo de suizo.

La carretera hacia Artá es picando hacia arriba y de nuevo lidero el grupo, vamos recogiendo auténticos “cadáveres”, ciclistas que han apretado demasiado en la Tramontana y que ahora pagan el esfuerzo, al grupo de nuevo me encargo de subirlo, son unos tres kilómetros de subida que hago a unos 250w sin bajar el ritmo, miro hacia atrás y de nuevo descolgamos gente y a la que adelantamos no pueden seguir el ritmo. Coronamos y hemos quedado 4 valientes. Le digo al africano que es su turno y hacemos un descenso a Artá a tumba abierta, disfruto como nunca y volamos literalmente hacia el último avituallamiento.

Justo antes de entrar en la población Rafa me dice que estamos locos, que hemos dejado al grupo a minutos de nosotros, que parecemos profesionales, mientras entramos en Artá me desabrocho el maillot de manga larga y dejo ver el mallot de “La Niña Perruna”, en honor a mi chica Pili, que salga bien en las fotos y lo vea todo el mundo en Artá. Por fin nos presentamos el grandote y yo, se llama Arun, hablamos de continuar cuanto antes que estamos muy cerca de Playa de Muro.

sportograf-94484125
En Artá

La fiesta es impresionante, nos ponen a todo trapo Ganang Style de Psy y nos dan de comer y beber, no paramos de bailar y mandar besos a todo el mundo, incluso algún paisano me abraza, estamos alucinados pero hemos de continuar, la parte final del recorrido está aquí y estamos rozando la gloria de ser finishers de una de las pruebas más duras y bonitas del mundo.

De nuevo en los tramos de subida llevo al grupo, las piernas pican pero el final está cerca, en las bajadas y llano Arun “El africano” nos lleva en volandas con su ritmo machacón, los kilómetros caen y seguimos ampliando el grupo recogiendo gente medio muerta.

Pasamos Can Picafort y llegamos a Playa de Muro, nos miramos Arun, Rafa y yo, esto está terminado, de nuevo me abro el mallot y dejo ver el de debajo, nos tocamos Arun y yo y entramos juntos en meta. La gente aplaude y grita, es la fiesta del ciclismo.

sportograf-94499969
Por fin finishers

Busco a Pili y allí está tras la valla, nos hacemos fotos y Arun y yo nos fundimos en un abrazo, hay que ver como se ha portado el africano, nos ha llevado en volandas con sus casi dos metros de altura.

Se acerca Rafa que se ha retrasado un poco saludando a la familia y nos hacemos una foto los tres. Esto está terminado y comentamos jugadas y nos intercambiamos los números de teléfono. Ahora toca lamerse las heridas y recuperar.

DSCN4334

Mis datos en esta 312

Posición 194º de un total de 1700 participantes en el recorrido 312 y de un total de 6500 participantes entre las 3 distancias.

Tiempo neto de 11 horas 4 minutos y 59 segundos. Tiempo sobre la bici de 10 horas y 50 minutos con una media de 28,9 km/h.

Y para terminar un día increíble, me vuelvo a encontrar con Miguel Induráin, le pido el favor de hacerme un video con él, para enviárselo a mi buen amigo “Miguelón” el MasterProtozoo y así dar por finalizado un gran día de ciclismo.

Antes de finalizar dar las gracias a todos los que me están ayudando a hacer de esta una gran temporada, mi entrenador Manuel, mi nutricionista y fisio Raúl, mi grupeta MasterProtozoos, mi Club el Ebro y muy especialmente a mi mujer Pili.

DSCN4458

!!!Te quiero Niña Perruna!!!

Anuncios

4 comentarios en “MALLORCA 312

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s